MAGDALENAS CASERAS. Y CÓMO CONSEGUIR 4 SABORES DIFERENTES CON UNA RECETA

15.1.18

Buenas tardes! Las magdalenas, el desayuno por excelencia de pequeños y mayores. Esponjosas y tiernas, están súper ricas acompañadas de un vaso de leche caliente o un café (poco cargado). Pero es que cuando se trata de magdalenas caseras ya hablamos de otro nivel! El olor que impregna toda la casa a repostería tradicional, el sabor de siempre que llena cada bocado... Hoy te explico cómo preparo yo mis magdalenas de pueblo caseras favoritas para que te pegues el caprichazo de la semana. Y, por si fuera poco, te cuento cómo conseguir que tus magdalenas sean especiales añadiendo ingredientes para conseguir 4 variedades de magdalenas de sabores! Así que, si quiéres saber qué esconden estas tentaciones dulces en su interior, sigue leyendo. 

Magdalenas caseras de 4 sabores. Cookcakes de Ainhoa

No te voy a hacer esperar para descubrir de qué sabores son mis magdalenas, de hecho algunos son bastante obvios, no? Chocolate blanco, manzana y almendra, chocolate negro y arándanos. Sin esfuerzos, sin esperas y sin complicaciones podemos conseguir una gran variedad de propuestas de magdalena para desayunar o para sorprender a unos invitados.

Eso sí, la gran clave para que la receta sea todo un éxito es que las magdalenas tengan el sabor, el olor y la textura perfecta. ¿Cómo se consigue eso? Primero con una buena receta y segundo siguiéndola paso a paso. Una magdalena debe ser esponjosa, muy tierna y con un buen copete, para ello requiere constancia en el batido y un tiempo de espera y enfriado. El sabor y el olor debe recordar a esas masas de toda la vida, con su toque a limón y su pizca de canela. Por este motivo yo he decidido partir de la receta base de un maestro pastelero reconocido, Xavier Barriga, porque sin duda alguna sabía que sus magdalenas no podían fallar, al igual que todas sus otras elaboraciones y recetas. Y después de todo ello, os explico cómo he conseguido yo que mis magdalenas sean de 4 sabores. ¡Allá vamos!

Magdalenas caseras de 4 sabores. Cookcakes de Ainhoa


MAGDALENAS CASERAS

*Cantidad para 24 magdalenas.

INGREDIENTES para la masa de las magdalenas:

  • 250g huevo (5 huevos M aproximadamente)
  • 350g azúcar blanco
  • 120ml leche
  • 380ml aceite de oliva suave
  • 420g harina de trigo
  • 14g levadura química en polvo
  • Una pizca de canela en polvo
  • Una pizca de sal
  • Ralladura de 1 limón grande

PREPARACIÓN de la masa de las magdalenas:

  • En el bol de nuestra batidora o robot amasador, mezclamos los huevos y el azúcar. Batimos a velocidad media, de manera constante, durante al menos 10 minutos para que la mezcla adquiera aire durante el batido. Conseguiremos que la mezcla blanquee y coja mucho cuerpo.
  • A partir de este momento bajamos la velocidad para no perder toda la esponjosidad conseguida hasta el momento. En forma de hilo, incorporamos la leche.
  • También añadimos el aceite de oliva suave, poco a poco, en forma de hilo y sin dejar de batir. Así, éste se irá integrando de manera homogénea por toda la masa.
  • En un bol a parte juntamos la harina, la levadura, la sal y la canela. Lo vamos añadiendo lentamente a la masa, tamizándolo previamente. Lo hacemos en un par o tres de veces.
  • Por último, incorporamos la ralladura de limón y mezclamos suavemente para que se reparta. Ya tenemos nuestra masa lista.
  • Tapamos el bol en el que tenemos nuestra masa de magdalenas con un paño de cocina limpio y lo metemos en la nevera entre 1 hora y 24 horas. Dejamos la masa reposando en frío.
  • Pasadas unas horas (en mi caso 4 horas) lo sacamos de la nevera y damos un batido enérgico a la masa con unas varillas.
  • Precalentamos el horno a 250º con calor arriba y abajo. Colocamos las cápsulas en nuestra bandeja para cupcakes.

*Truco/consejo: si no tienes bandeja, puedes usar flaneras metálicas o de silicona para conseguir que tus magdalenas crezcan en alto y no en ancho. También puedes usar cápsulas rígidas de cartón, que admiten el horneado sin el uso de bandeja y sin deformarse.
También puedes crear tus propias cápsulas, tipo muffin, cortando papel de horno en tamaños de 15x15 centímetros.

  • Rellenamos las cápsulas para magdalenas, unos 3/4 de la capacidad total.
  • Bajamos la temperatura del horno a 210º e inmediatamente metemos las magdalenas dentro. Horneamos hasta que les sale el copete por completo, tienen un color doradito y además al pincharlas con un palillo, éste sale limpio y seco.

*Truco/consejo: dependiendo del tamaño de nuestras magdalenas, es decir, de la cantidad de masa que ponemos en cada cápsula, el horneado será de mayor o menor tiempo. Para unas magdalenas pequeñas debemos contar unos 14-16 minutos aproximadamente. En mi caso, se trata de unos cuantos minutos más.

  • Cuando están listas, retiramos del horno y dejamos enfriar 5-10 minutos dentro del molde sobre una rejilla. Luego, sacamos del molde y dejamos enfirar por completo antes de consumir.

Magdalenas caseras de 4 sabores. Cookcakes de Ainhoa


¿CÓMO CONSEGUIR QUE TUS MAGDALENAS SEAN ESPECIALES?

Con pequeños toques e ingredientes puedes conseguir que una receta básica y rica de magdalenas se convierta en un sinfín de variedad de sabores. Verás que es facilísimo y verdaderamente rápido.

Magdalenas con mermelada de arándanos
  • Coloca la masa de magdalenas que he explicado anteriormente en las cápsulas y, antes de meterla en el horno, rocía un poco de azúcar blanco encima de cada una de ellas.
  • Hornea siguiendo los pasos indicados.
  • Una vez horneada y enfriada, rellena cada magdalena con una buena cantidad de mermelada de arándanos (puedes hacerlo con una boquilla especial para relleno o bien vaciando el centro de la magdalena con un descorazonador de manzanas y rellanando el hueco).

Magdalenas con chocolate blanco
  • Durante el enfriado de las magdalenas en la rejilla, prepara una ganache de chocolate blanco. Necesitas el doble de chocolate blanco que de nata líquida para montar (por ejemplo: 75ml de nata líquida para montar y 150g de chocolate blanco - con estas cantidades tienes para rellenar al menos 8 magdalenas). Pon la nata líquida en un vaso y calientala en el microondas hasta que veas que va a hervir, menos de 1 minuto. Sácala con cuidado y añadele el chocolate blanco cortado. Remueve para que se derrita por completo y los dos ingredientes se integren. Deja enfriar la mezcla a temperatura ambiente y luego ponla en la nevera para que coja más cuerpo y endurezca ligeramente.
  • Rellena las magdalenas con la ganache de chocolate blanco y luego espolvorea por encima un poco de azúcar glas tamizado.

Magdalenas con manzana y almendra laminada
  • Antes de poner la masa de las magdalenas en las cápsulas, corta una manzana a tiras finas y pequeñas. Pon un poquito de masa en la cápsula y añade unas cuantas láminas de manzana. Tapa con un poco de masa y añade más manzana. Vuelve a poner masa y un poco más de manzana. Añade un poco más de masa de magdalena y cubre la superfície con almendra laminada.
  • Hornea siguiendo las indicaciones de arriba.

Magdalenas con chocolate negro
  • Antes de poner la masa de las magdalenas en las cápsulas, pon pepitas de chocolate negro en un bol y mézclalas con un poco de harina (así conseguiremos que no se hundan durante el horneado).
  • Coloca un poquito de masa de magdalena en la cápsula y luego unas cuantas pepitas de chocolate. Añade más masa encima y luego más pepitas. Acaba de llenar la cápsula con la masa y esparce por encima más pepitas de chocolate.
  • Hornea como he explicado anteriormente.
  • Cuando las magdalenas ya estén horneadas, mientras se enfrían, prepara una ganache de chocolate negro. Necesitas la misma cantidad de nata líquida para montar que de chocolate negro (por ejemplo: 100ml de nata líquida para montar y 100g de chocolate negro - con estas cantidades tienes para rellenar al menos 8 magdalenas). Pon la nata líquida en un vaso y calienta en el microondas hasta justo antes de hervir. Sácala y añádele el chocolate negro troceado. Deja que se funda con el calor de la nata y remueve para que los dos ingredientes se integren. Deja enfriar la preparación a temperatura ambiente y luego en la nevera para que coja más densidad y cuerpo.
  • Rellena las magdalenas con la ganache de chocolate negro.

Magdalenas caseras de 4 sabores. Cookcakes de Ainhoa


Como ves, la posibilidad de convertir tus magdalenas en un surtido variado de sabores es ilimitado. Puedes añadir ingredientes antes o después del horneado para personalizarlas por completo, ya sea con cualquier tipo de fruto seco (cacahuetes, nueces, avellanas, pipas...), con semillas (de girasol, de sésamo...), con fruta (arándanos frescos, pera...), con mermeladas (de naranja, de albaricoque...) e incluso preparando rellenos simples como unas ganachés, un praliné, un curd o una crema pastelera. El plus que conseguirás aportar a tus magdalenas será impresionante!

Después de la gran cantidad de opciones que te he dado, espero que no se te ocurra volver a comprar magdalenas envolsadas del supermercado. No tienen ni punto de comparación y además las caseras no te van a ocupar nada de tiempo en prepararlas! Ya tienes listo el bol, las varillas y los ingredientes? Estoy deseando verlo.

Besoooooootes <3

Ainhoa.

4 comentarios:

  1. Me las llevo todas,a cual más rica¡¡¡
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfecto!!! Además las puedes congelar e ir sacando para cuando te apetezca una :)

      Eliminar
  2. Ufff no sabría cual elegir, tendré que hacerlas todas! muchas gracias. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la actitud!! De hecho si lees la receta verás que es una sola masa a la que se le aňade algún ingrediente o relleno para hacerla diferente! Suuuuuper fácil! Un Besotes guapa!

      Eliminar