BROWNIE TRADICIONAL AL ESTILO ROCKY ROAD

17.5.17

Buenos días! Existen recetas típicamente americanas que con el paso del tiempo se han instaurado en nuestra cultura con mucha presencia, como es el caso del Brownie. Se trata de una de las recetas de repostería más buscadas y versionadas, que podemos encontrar en casi todos los libros y restaurantes. Es una de mis recetas con chocolate favoritas y estoy segura que también es la vuestra! Super sencillo y con ingredientes muy básicos, hoy os enseño a preparar mi receta de Brownie tradicional perfecta y definitiva.

Brownie tradicional al estilo Rocky Road



La diferencia entre un bizcocho y un brownie es tanto en la textura como en el sabor. Mientras que el bizcocho de chocolate debe ser esponjoso y aterciopelado... Un buen Brownie debe tener un interior jugoso, húmedo y denso con un sabor muy presente e intenso a chocolate negro; y un exterior ligeramente crujiente. Y para conseguir todo esto es imprescindible que todos los ingredientes sean de buena calidad, que la receta se siga paso a paso y que se controle con detalle el tiempo de horneado.

Existen muchísimas versiones para personalizar un Brownie: de chocolate blanco, de limón, de mantequilla de cacahuete... como añadiendole diferentes toppings e ingredientes al gusto: frutos secos, mermelada, cheesecake, cacao en polvo, nutella, helado... En esta ocasión, me he decantado por una mezcla muy conocida en la repostería americana: el Rocky Road. Consiste en crear un efecto rocoso en la superficie del brownie a base de nueces, marshmallows y pepitas de chocolate. Riquísimo!

Brownie tradicional al estilo Rocky Road


BROWNIE TRADICIONAL AL ESTILO ROCKY ROAD

*Molde rectangular de 15x25cm. Cantidad 10 raciones.

INGREDIENTES para el brownie:

  • 250g chocolate negro 70%
  • 240g mantequilla
  • 120g harina
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 150g azúcar moreno
  • 100g azúcar blanco
  • 4 huevos L
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta


PREPARACIÓN del brownie:

  • Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo.
  • En un bol juntamos la harina y la sal. Tamizamos y reservamos.
  • Preparamos nuestro molde para el brownie, engrasandolo con spray desmoldante o bien con mantequilla.

*Truco/consejo: en caso de utilizar un molde no desmoldable (en mi caso, por ejemplo, he utilizado una fuente de cristal) os recomiendo forrar bien su interior con papel de horno para poder sacar el brownie una vez horneado sin que se rompa. Para ello, engrasamos el molde con mantequilla y lo forramos con mucho cuidado con tiras de papel de horno que sean más largas que nuestro molde. Enganchamos el papel sobre las paredes del molde intentando que no queden arrugas. Cuando esté bien forrado, vuelvemos a engrasarlo con mantequilla. Así, a la hora de desmoldar nuestro brownie, cogeremos las puntas del papel de horno que han quedado fuera del molde y con mucho cuidado tiraremos hacia arriba.

  • En un cazo al baño María, derretimos por completo la mantequilla con el chocolate negro troceado. Retiramos del fuego e incorporamos el azúcar moreno y la vainilla. Removemos para que se intregren y dejamos templar a temperatura ambiente.
  • En otro bol, juntamos los huevos y el azúcar blanco. Con unas varillas de mano, batimos enérgicamente para aportar aire a nuestra mezcla.
  • A este bol, le añadimos la mezcla derretida de mantequilla, chocolate, azúcar moreno y vainilla. Lo incorporamos en forma de hilo, mezclando suavemente con las varillas para que la mezcla se vaya integrando.
  • Recuperamos la harina y la sal previamente tamizadas y las incorporamos a nuestra masa chocolateada. Lo hacemos con una espátula de mano, realizando movimientos envolventes, hasta que no queden grumos.
  • Vertemos la masa dentro de nuestro molde y horneamos durante aproximadamente 25-30 minutos, hasta que al pinchar nuestro brownie con un palillo, éste sale con un poco de miga pegada pero no con masa cruda.

*Truco/consejo: uno de los grandes exitos para conseguir un brownie muy jugoso y que no endurezca con el paso de las horas es hornearlo el tiempo justo, sin pasarse (además de seguir la receta paso a paso, una pizca más de harina o un chocolate de mala calidad pueden arruinar el sabor y la textura de nuestro brownie). Debemos estar atentos de como nuestro brownie va evolucionando dentro del horno, veremos como poco a poco se va formando una costra, primero por los laterales y luego hacia el interior.
*Truco/consejo: recordad que cada horno es un mundo así que el tiempo puede variar entre los 25 y los 40 minutos. Os aconsejo pinchar el brownie a los 25 minutos y comprobar su estado. Si aún sale miga cruda en el palillo, lo dejamos 5 minutos más y volvemos a pinchar. Y así hasta que esté bien horneado.

  • Cuando esté listo, paramos el horno y retiramos nuestro brownie. Inmediatamente colocamos los toppings que os explico más abajo.


Brownie tradicional al estilo Rocky Road


INGREDIENTES para la cobertura rocky road:

  • 90g nueces
  • 80g pepitas de chocolate negro o con leche
  • Nubes blancas pequeñas


PREPARACIÓN de la cobertura rocky road:

  • Con el brownie recién sacado del horno, repartimos por encima las nueces, las pepitas de chocolate y las nubes, cubriendo toda la superfície de nuestro brownie.
  • Volvemos a meter al horno, parado, para que estos ingredientes se fundan ligeramente con el calor residual del horneado.
  • Sacamos del horno, dejamos enfriar encima de una rejilla y luego desmoldamos y cortamos con mucho cuidado.

*Truco/Consejo: también podéis deshacer o quemas ligeramente las nubes con la ayuda de un soplete, aunque éstas quedarán con un aspecto más oscuro que si lo hacemos en el horno como he explicado anteriormente. 

Brownie tradicional al estilo Rocky Road


Quién puede resistirse a la untuosidad de un buen trozo de brownie en boca! Es la perdición! Además, os cuento que lo tuve varios días en casa después de hornearlo, e incluso algunos trozos los congelé e igualmente quedó estupendamente rico, tanto en textura como en sabor. No dudéis a probarlo calentado ligeramente y con una buena bola de helado encima. Mi receta definitiva sin duda alguna! 

Y que lástima que no se acabe de apreciar del todo bien la textura del brownie por culpa de escoger mal el color de mi plato! Esos errores tontos que, al hacer las fotos, a veces no detecto y dan tanta rabia! Os aseguro que es tan jugoso y húmedo... 

Dicho ésto, espero ver en vuestras redes fotos de esta receta elaborada por vosotros mismos. Estoy deseando que me contéis que os parece, que os aventuréis a prepararla (no tiene ningún misterio! No hace falta ni batidora para hacerla!) y que disfrutéis de ese capricho chocolatoso que todos nos merecemos a lo largo de la semana. 

Besooooootes, 

Ainhoa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario